Si quieres saber qué es la pintura mural y cuáles son algunas de sus principales características, ¡estás en el lugar adecuado! A continuación queremos compartir contigo toda la información que necesitas para conocer de primera mano la pintura mural y la importancia que esta técnica tiene hoy en día en cualquier lugar y espacio que se precie.

Definición de la pintura mural

La pintura mural es una técnica de pintura que usa como soporte un muro, es decir, un espacio bidiminesional, para poder representar cualquier tipo de arte figurativo.

Independientemente del tipo de pared donde se desarrolle la pintura mural, tiene como objetivo proporcionar un valor artístico sobre el emplazamiento que se pinta.

Técnica de arte figurativo que usa como soporte un muro.

En principio este tipo de representación artística está condicionada por la dimensiones del muro, además de las características arquitectónicas. Lo que hacen de ella, una modalidad de arte bidimensional.

A pesar de ello, si nos paramos a observar algunas de las obras de pintura mural, la idea de «bidimensional» es solo teoría. En determinadas ocasiones el fin de este tipo de pintura puede ser el de aportar una sensación de profundidad en el espacio. En este caso podríamos estar hablando de la pintura trampantojo. Un tipo de pintura donde la profundidad y el espacio juegan un papel primordial.

que es la pintura mural

 

Características de un mural

La principal característica que define a la pintura mural, es sin duda, su caracter decorativo. De hecho la gente que recurre a los servicios de muralismo es porque quiere resolver una necesidad estética, o bien para dar un valor a un muro que estaba degradado. En ambos casos la finalidad siempre va a ser decorativa.

Con esta idea clara pensamos que estas son las 3 características comunes que siempre encontrarás en los proyectos de pintura mural:

 Uso de un soporte fijo

Si el objeto de la pintura mural es pintar sobre un muro o pared, resulta lógico pensar que este tipo de pinturas se usa sobre un soporte fijo. A pesar de ello puede darse el caso que también se use soporte móvil de ciertas dimensiones para pintar en él. Como puede ser por ejemplo en la decoración de un festival o cualquier otro evento.

Es por eso, que en la gran mayoría de los casos, se pinta sobre un soporte (muro, pared, fachada en obras, etc) con el fin principal de generar un impacto visual y un valor paisajístico en el entorno.

Grandes dimensiones

Los muros de gran tamaño son hoy en día uno de los soportes favoritos de muralistas y profesionales del graffiti. En ellos es posible desarrollar todo el potencial que un artista urbano lleva dentro. El objetivo es cubrir todo el muro con una representación única y característica.

Sin embargo no es esta una característica única, puesto que también es posible desarrollar pintura mural en la pared de en un negocio, local o establecimiento particular con unas dimensiones más pequeñas.

En cualquier caso, cualquier artista que se dedique a hacer murales, tiene que tener un control total del espacio para poder ejecutar el trabajo y que las proporciones sean perfectas.

La pintura a mano alzada es un requisito indispensable para cualquier artista que quiera iniciarse en esta disciplina.

Además el uso y adaptación del espacio arquitectónico es otra de las cualidades que solo los mejores artistas son capaces de hacer en sus murales.

 Uso de sprays o pinturas a rodillo

Hoy en día la pintura mural que más se lleva a cabo está relacionada con el graffiti y el street art. Por eso el principal material que se emplean, entre artistas urbanos, es el spray de pintura.

El uso de sprays de graffiti cada vez está más extendido entre muralista y artistas, puesto que resulta ideal para este tipo de pinturas. Aun así, y depende del tipo de soporte y técnica, también se pueden emplear pinturas convencionales como acrílicos o pintura de exteriores a rodillo.

 

Técnica de la pintura mural

 

Los inicios de este tipo de pintura puedes remontarse al paleolítica. Ya desde esa época el hombre necesitaba expresarse por medio de la pintura y desde entonces la técnica ha evolucionado constantemente.

Una de las técnicas propias de este tipo de pintura mural es el temple donde se requiere una preparación previa de la superficie para poder aplicar la pintura. Un proceso complejo y tedioso que ha hecho que esta técnica quede en un segundo plano.

A día de hoy todavía se requiere en muchas ocasiones una preparación previa de la superficie que se va a pintar. O bien con una pintura de imprimación o sino con algún tipo de pintura especial para las superficies más porosas.

En cualquier caso, y depende del estado en el que se encuentre el muro, la pintura mural del siglo XIX utiliza en gran medida el aerosol de pintura, así como cualquier tipo de pintura acrílica. La gran ventaja de estas pinturas es que permiten retocar el trabajo aplicando capas a la pintura una vez está seca y también favorecen el tiempo de ejecución.

Esperamos que este post haya resulto tus dudas sobre la pintura mural y si hay algún aspecto que quieras añadir al respecto o que crear que puede complementar el contenido, ¡no encantaría que dejaras un comentario!

Leave a Reply

Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
¡Hola! 👋
¿Podemos ayudarte?

Si continuas navegando en mi sitio web o haces click en el botón de aceptar, significa que aceptas el uso de cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar